El viajero

Mi foto
Ciudadano del mundo (World Citizen), Spain
Como todos los grandes viajeros; He visto más cosas de las que recuerdo y recuerdo más cosas de las que he visto.

viernes, 26 de abril de 2013

EL ESCORIAL DE LA MANCHA - CON "Ñ" DE ESPAÑA

EL MONASTERIO "FORTALEZA" DE UCLÉS

Desde hace mucho tiempo suelo ir en coche a Madrid unas cinco o seis veces al año y siempre que paso a la altura de la pequeña población de Uclés (Cuenca) y veo en lo alto del cerro esa silueta tan imponente del Monasterio; siempre pienso lo mismo, un día tengo que verlo. 

Pues bien ese día ha llegado. Hoy regresando a Valencia, he cogido la salida 90 de la autovía A-3 y adentrándome en la carretera  local CUV-7021 durante unos 8 kilómetros, he llegado a la pequeña población de Uclés.

El Monasterio estaba abierto. El horario de visitas es desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde de lunes a domingo.
Para entrar hay que pagar 4 € y además te entregan una auto-guía que explica todo sobre su historia, sus moradores más famosos, sus rincones, etc...
Siguiendo al pie de la letra los comentarios de la auto-guía, la visita viene a durar más o menos entre una hora y media y dos horas. 

En su interior pude admirar infinidad de cosas interesantes, pude disfrutar del silencio que se respiraba, ya que no había nadie más visitando el Monasterio y durante toda mi visita me acompañó el sonido del viento que se colaba por las pequeñas rendijas de sus grandes ventanales y portalones.

Lo primero que me llamó la atención fue la entrada que es de estilo churrigueresco y es de una gran belleza. Su autor fue Pedro de Ribera.

Este enclave perteneció a la Orden de Santiago desde el 9 de enero de 1174, en que el rey de Castilla Alfonso VIII hizo una donación a la Orden “del castillo y la villa de Uclés, de sus tierras, viñas, prados, pastizales, arroyos, molinos, pesquerías, portazgos, entradas y salidas” a don Pedro Fernández, maestre de la Orden de Santiago. 

Una vez terminada la Reconquista se consideró necesario edificar un nuevo Monasterio más acorde a las necesidades del momento.

La primera piedra del edificio actual se puso el 7 de mayo de 1529 y se asentó sobre el antiguo monasterio y parte de las dependencias de la Alcazaba que ya no era de utilidad pues la Reconquista había sido completada. 

Para la construcción de este Monasterio se trajeron las piedras de Segóbriga, completando así la destrucción del enclave romano.

En el interior lo primero que me llamó la atención fue su impresionante claustro barroco.

Este claustro consta de doble arcada, abierta la del piso bajo y cerrada con balcones la del primer piso.
En esta misma planta baja está la Iglesia con planta en forma de cruz latina y una sola nave sobre la que se abren varias capillas.

El retablo que adorna el Altar Mayor es copia del original que hubo en su día y que fue destruido durante la Guerra Civil, solo se conserva el cuadro central que se salvó de la destrucción y ha necesitado una exhaustiva restauración.

Yo destacaría un cuadro de Francisco Ricci y que allí descansan los restos del Maestre D. Rodrigo y de su hijo Jorge Manrique, autor de "Coplas a la muerte de mi padre". 

La escalera principal del siglo XVII por la que se accede desde el patio a la segunda planta, es regia, elegante y digna de admiración.

No hay que dejar de ver la Sacristía, con su curiosa planta en ángulo y dos preciosos muebles en madera poli-cromada.

Y para acabar un poco de historia:

Jorge Manrique, fué soldado y escritor y fué herido en el transcurso de la guerra civil castellana en el asedio al Castillo de GarciMuñoz en las cercanias de Uclés, falleciendo poco después. Su cadaver fué traido al convento de la Orden.

A partir de 1529 reinando Carlos I (1517-1556), fue cuando el monasterio sufre una profunda transformación. Hasta entonces aparte de convento habia sido castillo y como tal habia participado en todos los conflictos tanto de la Reconquista como de las luchas de poder entre las distintas facciones nobiliarias de Castilla y entre estos y los reyes.

En la guerra civil de 1936 el monasterio sufrió importantes daños y fué dedicado a hospital de sangre por el ejercito republicano. Finalizada la guerra se utilizó como cárcel para presos politicos hasta 1949 en que se transformó en Seminario Menor con el nombre de "Santiago Apóstol".

En el interior del monasterio se han rodado diversas películas y entre ellas puedo citar "los Tres Mosqueteros" y la española Alatriste (2005) del director español Agustin Diaz Yanes. 

Cuando paséis por la A-3 a la altura de Uclés y si disponéis de un par de horas, no dejar de visitar este lugar, no os defraudará. 

Por algo lo llaman "El Escorial de la Mancha".

sábado, 20 de abril de 2013

UN VIAJE MÁGICO POR LA ALEMANIA DE LOS HERMANOS GRIMM

UNA RUTA DE CUENTO PARA DISFRUTARLA EN FAMILIA

Érase una vez un país mágico llamado Alemania, donde me hechizaron los escenarios de cuentos como el Flautista de Hameln, la Cenicienta, la Bella Durmiente, el Gato con Botas, Blancanieves o Caperucita Roja.

El primer día cuando llegué a Hamburgo, me fui a conocer su puerto, que por cierto es uno de los más importantes del mundo.

Al amanecer del segundo día hice un corto viaje hasta Bremen, una ciudad con un gran encanto que también es el punto de partida de "la Ruta de los Cuentos" y la ciudad donde se originó uno de los más famosos, "Los músicos de Bremen", que cada domingo a las 12 horas se representa junto al Ayuntamiento.
Comencé la visita por la estación central y de una gran belleza arquitectónica. Luego en dirección al caso antiguo pasé por la parte defensiva que aun queda de la ciudad para llegar a la Markplatz, centro neurálgico de Bremen donde   encontramos la farmacia del Ayuntamiento y el Akzise.
Aquí también admiramos su hermoso Ayuntamiento, edificación construida en el siglo XV. La fachada es de estilo renacentista Weser y del siglo XVII, declarado Patrimonio de la Humanidad. Pero lo más sorprendente fue bajar a sus sótanos para encontrarnos con una bodega con mas de 600 años de antigüedad y con más de 650 clases de vinos, todo un lujo.
En mitad de la plaza descubrimos la estatua de la libertad de Bremen con ROLAND DE BREMEN, que es uno de los símbolos de la ciudad. En 1404 Roland fue declarado el símbolo de la libertad y los derechos. Está declarada Patrimonio de la Humanidad y es la más grande de Alemania dedicada a Roland.
Justo detrás nos encontramos con una de las joyas de Bremen y no es otra que la Catedral de San Petri del siglo XIII, lo mas antiguo que tiene son las criptas y en la actualidad es una iglesia Evangélica-Luterana.
Pero para mi una de las zonas mas bonitas de Bremen es el barrio de Schnoor que se encuentra muy cerca del casco antiguo y a solo unos metros de la Catedral. Son casitas del siglo XV y XVI y está considerado el barrio mas antiguo de Bremen y sus casas se alinean como perlas en forma de collar.

El tercer día me fui a Verden, ciudad famosa por sus caballos y donde se encuentra el museo alemán dedicado a este precioso animal. 

Después me acerqué a Hameln, donde reviví el cuento del famoso "Flautista de Hameln". Los miércoles a las 16 horas se representa durante todo el año el musical Rats, basado en el cuento del flautista. Pero lo mejor de Hameln es que es una de las ciudades más bonitas de toda Alemania.


El cuarto día visité Polle, donde vi las ruinas del castillo donde vivió "la Cenicienta" y continué más al sur hasta llegar a Hofgeismar, hermoso pueblo donde está el castillo Sababurg, el auténtico castillo de "la Bella Durmiente".

El quinto día lo dediqué a realizar una pequeña ruta por los alrededores de Kassel, la región conocida como Oberwesser, famosa por sus hermosos paisajes en los que vivieron "el Gato con Botas" y "Blancanieves".
Luego me fui a Göttingen, una ciudad universitaria, en la cual dieron clases los "culpables" de está mágica ruta: "Los Hermanos Grimm".

El sexto día, me fui todavia más al sur y llegué a Neukirchen donde visité "la casa de los cuentos de hadas", una exposición que me puso al día de los cuentos por cuyos paisajes he estado viajando estos últimos días.
En Schwalmstadt entré en la región que vió nacer a "Caperucita Roja", aunque hoy en día ya no quedan lobos en sus bosques.

La última etapa de mi ruta me llevó a Steinau, la ciudad natal de los hermanos Grimm donde visité la casa donde nacieron y vivieron. La ciudad es conocida por su gran teatro de marionetas de madera donde se representan todos los cuentos de los Grimm.

Cuando terminé de ver Steinau, me dirigí al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a casa y...

¡ COLORIN, COLORADO, esta ruta-cuento se ha acabado!

Publicado en mi sección de viajes "La mochila viajera" dentro del periódico infantil "EL BUSCAPIES"
Febrero 2010
Enrique Torres (El viajero impenitente)